Personal de la Subdelegación en la frontera Anguiatu de la División de Fronteriza decomisó 5,100 paquetes de cigarrillos de 10 cajetillas cada uno de la marca Modern, producto que asciende a un valor económico de $145,350.00.

De acuerdo a los informes, los paquetes de cigarros fueron introducidos al país de contrabando y fueron encontrados en estado de abandono en el cantón Tecomapa, en el municipio Metapán, en Santa Ana.

El delito de contrabando de mercadería, está tipificado en el artículo 15 de la Ley especial para sancionar infracciones aduaneras y cabe destacar que la comercialización, de este producto, está prohibida en El Salvador, ya que no cumple con los requisitos para ser distribuido por daños que pueda ocasionar a la salud de las personas.