El candidato de GANA-NI, Nayib Bukele, fue el encargado, esta noche, de convocar a sus simpatizantes a protestar frente a las instalaciones del Tribunal Supremo Electoral, TSE, aduciendo que en la institución se está fraguando un fraude en contra de su movimiento electoral.

Al llamado acudieron algunas personas que irrumpieron al interior, generando temor entre los trabajadores que aún se encontraban en sus labores esta noche en las instalaciones. Ningún magistrado estaba presente.

La convocatoria de Bukele a su base se expandió en redes sociales en pocos minutos, aunque el dirigente no detalló en qué consistía el presunto fraude; sin embargo, sus seguidores se presentaron evidentemente alterados a reclamar al TSE.

Luego de unos minutos, Walter Araujo, explicó en el programa La Noche con José Luis Solórzano, de Órbita Tv, que el fraude que estaba llevando a cabo el TSE consistía en haber cambiado el color y la posición de la bandera de la alianza GANA-NI-CD en las papeletas electorales, pese a que ya había sido aprobada por el representante de GANA.

“Esto es el inicio, si continúan con esa actitud (los magistrados del TSE), esto va a crecer en la noche, hasta que quede tal como la aprobaron, con el color (de la bandera) que autorizó el representante de GANA”, advirtió Araujo. “Va a arder Troya”, agregó.

El seguidor de Bukele dijo además que lo que aparentemente sucedía esta noche en el Tribunal, era “un paso más de ARENA para persistir en esa política de obstaculizar y hacer daño a la gran alianza de GANA-NI-CD”.

Por su parte, el TSE, haciendo uso de la red social de Twitter, desmintió tal insinuación de Bukele y de sus seguidores. “Toda publicación o rumor relacionada a supuestos cambios de posición y de color es falsa e irresponsable”, dijeron las autoridades electorales.

“Un grupo no determinado de seguidores del partido Nuevas Ideas se hizo presente al frente de las instalaciones del TSE, procedieron a golpear el portón principal y penetraron a los pasillos. Nuestros empleados están atrapados. Exigimos respeto a la integridad de nuestro personal“, dijeron mediante un tuit los voceros del Tribunal.

Una de las personas que se encontraba al interior del edificio, identificado como Luis Carlos, denunció privación de libertad y manifestó que no podía salir “por los desórdenes que ha venido a realizar la gente de Nayib”. Otros, como el editorialista de EDH, Paolo Lüers, sugirió se llamara a la UMO para restablecer el orden en los alrededores del TSE.

El TSE respondió oficialmente:

El TSE aclaró que las tonalidades de las banderas de los partidos políticos y la posición que ocuparán en la papeleta de votación se mantiene en apego a la ley electoral y que es el resultado de un sorteo ante la presencia de los representantes de los partidos en contienda. La papeleta tal como fue aprobada se muestra a continuación.

De igual forma, el ente colegiado reiteró “no ha cambiado, ni está cambiando de posición en la papeleta de votación, a ninguna de las banderas que resultaron del sorteo realizado el día 31 de octubre de 2018”.