Cientos de miembros de la caravana de migrantes entraron hoy por la fuerza a territorio estadounidense y es que muchos hondureños decidieron este día romper el cerco que separa el país de México con Estados Unidos y entrar en un horda hacia USA, momentos de tensión y confusión se viven.

Sobre las 11.20 hora local de Tijuana (19.20 GMT), centenares de migrantes lograron llegar al edificio donde se ubica la garita que conecta ambos países, con el afán de poder solicitar asilo a Estados Unidos, en tanto que otros rompieron una malla para acercarse, desde otro punto, a la frontera estadounidense.

Al menos 500 migrantes que participaban en una manifestación desde el albergue en el que están unos 5,000 centroamericanos se separaron de la marcha y se lanzaron, sin éxito, hacia la línea fronteriza de Estados Unidos.

“¿Ya estamos en Estados Unidos?”, preguntaron con desesperación migrantes mientras esperaban cruzar la doble valla fronteriza que separa la ciudad mexicana de Tijuana de la estadounidense San Diego.

Mientras tanto un helicóptero sobrevolaba y tambien agentes de la policía fronteriza intentaban dispersarlos con gases lacrimógenos a los hondureños en busca de una mejor vida en USA.