El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), julio Olivo, negó que esa institución haya intentado cambiar el tono de color a la bandera de GANA, en la papeleta de votación para las elecciones del próximo 3 de febrero y. culpó al partido y a su candidato presidencial, Nayib Bukele de originar la concentración de sus seguidores la noche de este jueves, la que calificó de “violenta”.

Olivo dijo que fueron dirigentes de GANA los que habrían llegado a la imprenta a verificar las tonalidades, pero que al no estar de acuerdo a lo aprobado por ellos y por el TSE, empezaron a pedir gusto, para alcanzar el tono deseado, pero que eso no se puede hacer. “Eso fue lo que pasó por parte de dirigentes del partido GANA”, aseguró.

También dijo que se ha convocado a los dirigentes de los partidos políticos para que al mediodía de este viernes lleguen al TSE a verificar “los pantones aprobados”, para resolver esta situación de una vez por todas.

El magistrado presidente también pidió a partidos a la hora de elegir a sus representantes que vayan a la empresa impresora a corroborar el color de su emblema.