El Tribunal Supremo Electoral desmintió rotundamente los rumores que circularon ayer sobre un supuesto cambio de color en la papeleta de votación presidencial, perjudicando de esa forma al candidato por el partido GANA, Nayib Bukele Ortez.

En conferencia de prensa, el ente colegiado enfatizó en que las tonalidades de las banderas de los partidos políticos y la posición que ocuparán en la papeleta de votación como resultado del sorteo ante la presencia de los partidos políticos, se mantiene en apego a la Ley Electoral.

Anoche, un grupo de seguidores del partido Nuevas Ideas llegó a las instalaciones del TSE, para mostrar su descontento ante la “supuesta información”, golpeando el portón principal e ingresando sin autorización a los pasillos de la institución.

Ante este hecho de violencia, el magistrado presidente Julio Olivo Granadino, exigió se respete la integridad del personal que laboran en el Tribunal Supremo Electoral, y a los medios digitales a confirmar la información publicada en sus plataformas.

“Hay que dejar muy claro, que el color que se esta utilizando en el pantone es el que presentó el partido GANA y no Nuevas Ideas. El que está participando en las elecciones presidenciales es GANA y no Nuevas Ideas, por lo tanto ellos deben de respetar esos colores y no por la fuerza querer cambiarlos”, expresó el funcionario.

“Desmentimos esas afirmaciones que se han dado a conocer de que se ha tratado de cambiar el emblema de GANA, ya que esas modificaciones no se pueden llevar a cabo conforme a la legalidad”, apuntó Olivo Granadino.

De igual forma adelantó, que los hechos de violencia que se registraron la noche del jueves y donde un grupo de seguidores de Nuevas Ideas ingresó por la fuerza a las instalaciones del TSE, serán denunciados ante la OEA el próximo lunes, porque no se debe permitir que actos de esta naturaleza suceda.

“Pedimos a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos PDDH) que tome cartas en el asunto e investiguen esos hechos”, acotó el presidente del TSE.