Manuel Durán Ortega, periodista de nacional salvadoreña, que huyó del país en el año 2006 por amenazas de muerte, recibió una suspensión temporal de su deportación en los Estados Unidos, tras una serie de argumentos presentados ante la corte.

Según información divulgada en medios internacionales, la suspensión será mientras un tribunal de Atlanta evalúa su situación.

Durán salió del país en el 2006, tras recibir amenazas a muerte pero fue arrestado el 3 de abril de este año, durante la cobertura de unas protestas contra las políticas de inmigración de Memphis. A él se le acusó de desordenes públicos y también de obstruir la vía.

Aunque los cargos le fueron retirados, posteriormente, fue detenido por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), el pasado 5 de abril.

A criterio de su defensa, su detención obedece a “represalía por sus reportajes sobre temas controversiales relacionados a las fuerzas armadas de Tennessee”. Sin embargo, un vocero de ICE dijo, “él fue arrestado por la policía local por delitos penales. Él está en Estados Unidos violando la ley federal y tiene una orden judicial de deportación pendiente, emitida por un juez federal de inmigración”.

Ante este panorama, el 30 de octubre de este año, Durán Ortega, pidió al Undécimo Circuito de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos, una revisión de su caso y también la suspensión de deportación.

Un mes después, el Undécimo Circuito de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos, aseguró que existe solidez en los argumentos presentados por el periodista, por lo que ordenó una suspensión temporal de su deportación. La jueza consideró que el señor Durán puede verse afectado físicamente si es deportado a El Salvador, mientras su apelación sigue pendiente”.