El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, realizó la mañana de este lunes un informe sobre los logros obtenidos este 2018 en su gestión al frente del órgano Ejecutivo.

“Mi gobierno seguirá trabajando sin descanso para cumplir los compromisos adquiridos, y que le han dado al país un rumbo definido para los próximos años”, dijo el jefe de Estado Salvadoreño.

En materia económica, el mandatario destacó que en la última década se ha reducido la pobreza extrema en el país, pues 450 mil salvadoreños salieron de esta condición en el referido periodo.

“La pobreza extrema se redujo a la mitad desde el 2008 con lo cual alrededor de 450 mil personas salieron de esa condición”, dijo el mandatario.

Sánchez Cerén señaló también que el poder adquisitivo de los salvadoreños aumentó en el último año: “En 2017, por iniciativa del gobierno, los trabajadores recibieron el mayor aumento al salario mínimo en la historia del país”.

“Mi gobierno trabaja incansablemente por erradicar la pobreza, una de las formas más perversas de violencia, que afecta al 29 % de la población”, expresó el presidente.

En cuanto al acceso a servicios básicos, dijo que buena cantidad de familias se han visto beneficiadas.

“Continuamos elevando la calidad de vida de esos sectores y cerca de 300 mil personas accedieron al servicio de agua potable en sus casas, y alrededor de 200 mil tienen ahora nueva conexión eléctrica”.

Además agregó que con los subsidios a la energía eléctrica, gas, agua potable y transporte, están ayudando a la economía familiar de los sectores de menores ingresos.

“Nuestra nación ha continuado por la ruta del crecimiento iniciada en 2009, unimos a la sociedad en el combate al crimen y avanzamos en otras esferas como la salud, la educación, la protección del medio ambiente y la cultura”, añadió el presidente Salvador Sánchez Cerén.