La cantidad de accidentes de tránsito y niños quemados por pólvora en época navideña ha dado lugar para que la Dirección General de Protección Civil ejecute acciones previas a la implementación del Plan Belén 2018.

Jorge Meléndez, director de Protección Civil, dijo ayer que se han identificado diferentes problemas como puntos de venta de productos pirotécnicos que no están autorizados por las alcaldías, quema de pólvora en menores de edad sin supervisión, y venta de pólvora ilegal como buscaniguas, morteros, silbadores y fulminantes.

Dicha situación ha impulsado a las autoridades a ejecutar acciones como inspecciones por parte de la Policía Nacional Civil (PNC) a lugares de fabricación de pólvora.

Meléndez recordó que las alcaldías deben garantizar que se cumplan las condiciones técnicas, con el aval del Cuerpo de Bomberos para autorizar puntos de venta y los concejos municipales deben garantizar que se cumpla la Ley Especial para la Regulación y Control de las Actividades Relativas a la Pirotecnia.

Asimismo, se incrementarán operativos antidoping y el uso de pistolas láser para medir velocidad en carreteras con la finalidad de reducir accidentes.