ARENA tiene una maquinaria electoral pagada que pinta lugares, cuelga banderas, reparte hojas volantes, realiza encuestas y pide documentación.

 

Sin embargo, las quejas de estos promotores van desde que los hacen trabajar todos los días sin descanso, les retienen viáticos y el pago mensual que ronda los $250USD no es entregado a tiempo para que mantengan a sus familias o paguen sus cuentas.

Ante esta situación, y en son de protesta, decidieron quemar el chaleco para demostrar su inconformidad.