El Colegio Médico pidió ayer a la Fiscalía General de la República (FGR) tomar con diligencia la denuncia interpuesta por el doctor Alejandro Guidos, absuelto por los delitos de suplantación y alteración de estado familiar, para que se investigue qué ocurrió, realmente, hace tres años en el Centro Ginecológico con el cambio de bebés.

Guidos puso una denuncia en enero de 2017 ante la FGR para saber qué había sucedido y quiénes fueron las personas responsables del cambio del bebé Cushworth Casanellas, en septiembre de 2015.

“Al doctor Guidos lo acusaron en septiembre del año 2015 de privación de libertad del menor; él fue restringido de su libertad, sometido por varios meses a un proceso penal en el que mancillaron totalmente su honor, su prestigio profesional y en el que incluso le privaron de libertad por varios días”, explicó Oswaldo Feusier, abogado del doctor Alejandro Guidos.

Ante la situación, el galeno decidió poner una denuncia para que la Fiscalía responda qué pasó en realidad con el cambio de los menores, quién es el responsable y por qué se le detuvo a él cuando los médicos no son los encargados del cuidado de los niños en la nursería.

Milton Brizuela, presidente del Colegio Médico, destacó que Guidos fue acusado injustamente de los delitos de suplantación y alteración del estado familiar e hizo un llamado al Ministerio Público para que se pronuncie al respecto.

“No solo se afectó la imagen de él como profesional, sino la imagen de todo un gremio en el país, no vemos que la Fiscalía tome con diligencia este caso; entonces queremos hacer un  llamado al fiscal general de la República y a los fiscales específicos que tomen en cuenta este caso y se dé una pronta justicia”, dijo.

Por su parte, el doctor Guidos, pidió que la Fiscalía trabaje acorde a la ley, “porque no puede estar abusando de su poder”. El galeno fue acusado en septiembre de 2015 por Mercedes Casanellas de haber cambiado a su hijo recién nacido; sin embargo, en mayo de 2016 fue absuelto de cargos por el Juzgado Quinto  de Instrucción de San Salvador.