La Oficina Central Nacional (OCN) de Interpol para El Salvador, remitió ayer al Juzgado 14o. de Paz de San Salvador, a Daysi Aracely Fuentes Cruz, esposa del narcotraficante, Reynerio de Jesús Flores Lazo, condenado a 80 años de prisión por tráfico ilícito.

Agentes de la Policía Internacional confirmaron que Fuentes Cruz, al no tener ninguna orden de captura local o proceso pendiente en los tribunales salvadoreños, fue puesta a la orden del juzgado de turno para que notifique el Ministerio de Relaciones Exteriores sobre la detención.

La Cancillería, al recibir el oficio, deberá informar a su homóloga nicaragüense para que le notifique al tribunal que requiere a Fuentes Cruz y que, por la vía diplomática, se envíe de forma oficial la solicitud de extracción a El Salvador.

Al llegar la petición, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) deberá asignar a un juzgado para que siga el trámite y presente a Corte Plena todo el proceso donde se determinará si procede o no entregarla a Nicaragua para que enfrente proceso por tráfico ilícito.

Fuentes Cruz fue detenida el lunes cuando pretendía salir hacia Honduras, por existir una difusión roja autorizada por la Secretaría General de Interpol, con sede en Lyon, Francia.

Interpol emite una alerta roja para localizar y detener a una persona buscada por las autoridades judiciales de un país determinado con miras a su extradición, pero el fundamento jurídico de la notificación roja es la orden de detención expedida por las autoridades judiciales del país interesado, en este caso Nicaragua.

La información que proporcionó la Interpol fue también confirmada por el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde.

“La difusión roja fue promovida por ese país de forma que tiene una orden de detención por delitos relacionados a la narcoactividad en Nicaragua y pues en función de la cooperación policial, El Salvador procedió a la captura de esta persona”, dijo el funcionario.

Fuentes Cruz fue vinculada a su esposo y fue investigada por un caso de trasiego de droga, el 18 de febrero de 2005, en donde se incautaron 435 kilogramos de cocaína en Costa Rica. Tras ese decomiso, entre los años 2001 y 2004, Reynerio de Jesús Flores Lazo y su esposa decidieron constituir la empresa mercantil Transportes de Jesús, con el fin de despistar a las autoridades y simular que los vehículos en los que habían encontrado la droga habían sido contratados para transportar mercadería y no estupefacientes, según la investigación fiscal; pero a la mujer nunca le probaron nada y fue absuelta, no así Reynerio quien está condenado a 80 años.

Condena contra Reynerio Flores Lazo

Reynerio de Jesús Flores Lazo, es el narcotraficante con la mayor condena impuesta en el país. Está purgando una pena de 80 años de prisión por cuatro casos de tráfico ilícito. El Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador lo encontró culpable por esos hechos que cometió entre abril de 2004 y enero de 2008. Se le comprobó que transportó 3.3 toneladas de cocaína valoradas en $82 millones desde Nicaragua y Costa Rica.