El Fiscal General Douglas Meléndez afirmó ayer que la condena de su antecesor Luis Martínez es “ejemplificante”, debido a que deja un mensaje en el sistema judicial de que no se puede manipular la justicia en el país.

Meléndez aseguró que con la condena de Martínez, a cinco años de prisión, se puede observar que en El Salvador “la justicia se está aplicando, se está aplicando la ley a su plenitud” y que cualquier persona puede responder ante las autoridades si ha cometido algún delito.

El titular del Ministerio Público agregó que este “es un mensaje claro y fuerte al sistema de justicia de nuestro país de que no se debe de torcer, que se debe de hacer una aplicación correcta de la ley sin hacer ninguna afectación irregular en la aplicación de la misma”.

Asimismo, el fiscal señaló que los diputados de la Asamblea Legislativa deben evaluar a futuro una elección correcta, porque si se elige otro funcionario “corrupto” puede traer consecuencias negativas en el área jurídica y penal o crear “más afectaciones para casos de corrupción”.

Y reiteró la importancia de que no se elija “otro Luis Martínez, aunque muchos sectores lo quieran”. El ex fiscal fue condenado por divulgar conversaciones del sacerdote Antonio Rodríguez, mejor conocido como padre Toño.

Martínez tendrá que pagar $125 mil en concepto de responsabilidad civil a Rodríguez. Además del juicio que perdió ayer, el exfuncionario enfrenta otros juicios como “Corruptela, fabricación de casos”.