“El gobierno de Vamos será de la gente”, dijo el candidato a la presidencia, Josué Alvarado, esta mañana, y reiteró que su partido no tiene compromiso con el poder económico. “Nuestro compromiso es y siempre será con el pueblo salvadoreño. Cada uno debe saber el por qué se está metiendo a hacer política. Deben estar comprometidos a servir y crear oportunidades para los salvadoreños”, manifestó.

Este martes 20 de noviembre, Alvarado visitó Cojutepeque, en el departamento de Cuscatlán, donde se reunió con representantes de iglesias evangélicas, quienes plantearon sus puntos de vista sobre la situación actual del país y conocieron las propuestas de Vamos “para frenar a quienes impiden el desarrollo de los salvadoreños”. Uno de estos frenos la falta de seguridad, agregó.

Para el candidato, nadie ha tomado el tema de la violencia con la seriedad que debe ser. “La clase política debería estar enfocada en recuperar la paz y prevenir la violencia que se vive cada día. Este país no debería estar viviendo como lo ha hecho los últimos años”, dijo.

El candidato a la presidencia de Vamos hizo un llamado a todos los sectores de la población a hacerse escuchar. “Nosotros como hermanos salvadoreños, debemos unirnos para levantar y transformar este país”, concluyó.