La juventud es el corazón de los cambios, manifestó el candidato a la presidencia por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Hugo Martínez. Y es por ello que reafirmó su compromiso con los jóvenes salvadoreños al firmar, junto a su compañera de fórmula, Karina Sosa, un pacto con el Consejo Nacional de la Persona Joven de El Salvador, con el objetivo de impulsar los programas en favor de este sector de la población que representa el 30 % de la ciudadanía salvadoreña.

En el programa de gobierno de la dupla efemelenista, “Por un país mejor”, hay dos segmentos de la población prioritarios: las mujeres y los jóvenes, reflejando que en las políticas a implementar en el quinquenio 2019-2024 la inversión en programas enfocados a estos dos sectores serán prioritarios.

“Nuestro programa, para la juventud, se puede resumir en oportunidades, no concentradas en San Salvador, sino descentralizadas en el territorio, donde ustedes puedan tener acceso a educación y salud de calidad, a programas de deportes, de arte y cultura y que puedan tener acceso a su primer empleo”, declaró Martínez.

Las oportunidades de educación y empleo para la juventud se concretizarán a través de los Polos de Desarrollo, con los cuales “vamos a hacer acopio de inversiones, de educación, de programas de deporte. Muchos de ustedes (jóvenes) son de fuera de San Salvador y así como a mí me tocó dejar mi cantón para venir a buscar oportunidades aquí, así pasa con muchos de ustedes. Nosotros queremos acercar las oportunidades a ustedes, aprovechando las potencialidades de los municipios”.

Otra de las apuestas para impulsar la creatividad de los jóvenes es la “revolución creativa, que tiene que ver con fomento de la ciencia, tecnología y creatividad”, dijo aspirante.

El candidato de izquierda aseguró que en su gestión gubernamental trabajará arduamente para eliminar la estigmatización de la juventud. “Vamos a crear la Inspectoría Especial contra la Discriminación hacia los Jóvenes. En nuestra plataforma pueden encontrar la propuesta de control a la Policía y otros entes del Estado para evitar que se persiga y se estigmatice a los jóvenes. Nuestra lucha es contra el crimen organizado, no contra los jóvenes”, señaló.