Los restos de seis víctimas de la masacre El Mozote, considerada como la peor de la guerra civil de El Salvador e incluso de Latinoamérica, fueron entregados este viernes 7 de diciembre a sus familiares.

La actividad se llevó a cabo en el marco del 37 aniversario de la masacre, ocurrido en 1981, cuya cifra de víctimas fue de 1,725, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron, 660 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado.

Los restos que se entregaron fueron exhumados en 2015. Según explicó el abogado de Tutela Legal “Dra. María Julia Hernández”, Wilfredo Medrano, de todos los huesos que exhumaron “no todas las osamentas se lograron identificar”, debido al deterioro de los años transcurridos.

Mañana se conmemorá el 37° aniversario de la Masacre de El Mozote. Asimismo, el próximo viernes 14 de diciembre se espera que la audiencia preliminar sobre esta masacre se reanude, y que en ella se presenten más prueba de descargo.
El 54.5% de los asesinados fueron menores de edad

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas en El Salvador, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, unidades del Batallón Atlácatl torturaron y ejecutaron “deliberada y sistemáticamente” a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros sitios aledaños.

La mayoría de las personas asesinadas por el Ejército fueron personas de entre cero y 12 años, que sumaron 475; mientras que los muertos entre 13 y 17 años alcanzaron la cifra de 64, con lo que el número de menores de edad representan el 54.5% de los asesinados.

Las edades del resto de personas ejecutadas estaban entre los 18 y más de 61 años, pero entre las víctimas también se encontraban 12 mujeres embarazadas.