El Juzgado de sentencia de Cojutepeque condenó a 40 años de prisión a Roberto Carlos Díaz Girón y Josué Miguel Funes Mendoza por el homicidio agravado de Josué Alexander de La Cruz López, cometido en septiembre del año 2017.

Los fiscales de la Unidad de Vida de la oficina de Cojutepeque lograron demostrar, a través de las pruebas periciales, la culpabilidad de los sujetos en el hecho, y quienes son miembros activos de la pandilla 18.

De acuerdo al informe fiscal, el joven fue interceptado por los pandilleros el pasado 4 de septiembre 2017, aproximadamente a las dos de la tarde, entre las colonias Bella Vista y El Progreso, de la jurisdicción de Cojutepeque, cuando se dirigía a su casa, después de asistir a sus clases en la UES.

Ambos pandilleros obligaron a su víctima a caminar hacia una finca del sector, donde fue lesionado con corvos en diferentes partes del cuerpo, hasta provocarle la muerte y posteriormente lo decapitaron.

Aunque el cuerpo nunca se encontró, los hechos fueron grabados en el celular de uno de los pandilleros, el cual les fue incautado, el mismo día del crimen.

El video fue la prueba fundamental para establecer el homicidio, ya que en un primer momento fueron procesados por el delito de Privación de Libertad.

Además de los 40 años de prisión, los pandilleros fueron condenados a pagar $40 mil dólares en concepto de Responsabilidad Civil.